• ESCRIBIR … para ser tú …

    ESCRIBIR … para ser tú …
  • LEER … para ser nosotros …

    LEER … para ser nosotros …

Somos un universo de palabras e ideas, un lugar de pensamiento libre,
un espacio creativo.
Si te mueves en el mundo de la cultura, eres netwriters.
Si escribes, eres netwriters.
Si lees, eres netwriters.

Últimas entradas del blog

Tú no sabes lo que es

Tú no sabes lo que es

Se abrió paso en el bosque de caderas y brazos bamboleantes. Si hubieran llegado antes, el acceso a la zona de discapacitados no habría estado ya invadido de fans que, absortos en el espectáculo de mú... »

El violinista

El violinista

Si hay una afición, una ilusión o una obsesión, es lo que Juan sentía desde niño cuando se acercaba a un violín. Y muy pronto empezó a estudiar música, mientras otros niños jugaban al futbol o al balo... »

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

El sacerdote le dio la absolución. Doña Blanca se había acusado de mantener, a espaldas de su marido, un romance secreto con Tomasito y no había escatimado detalles. Si le imponía una penitencia leve,... »

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

Viajábamos por el espacio, girando alrededor de nuestro eje imaginario. Yo, un asteroide mono orbital; ella, una estrella enana capaz de cambiar de órbita voluntariamente. A veces las elegía cerradas,... »

Destello tóxico

Destello tóxico

Los astronautas disfrutaron de la última luz en el planeta que comenzaban a explorar. Contemplar el efímero resplandor suponía una experiencia en verdad hermosa. Sin embargo, ninguno de ellos pudo con... »

Otra Margarita

Otra Margarita

El mentón reposa sobre el broche de la toquilla. Las manos se abandonan sobre el regazo, vencidas por el hierro de las argollas. Se sabe condenada de antemano, antes del juicio que espera con resignac... »

Deborah

Deborah

Krant la conoció en una discoteca. Una chica francesa rubia y espigada,  de cuerpo espectacular. Alguien los presentó, bailaron y terminaron sentados en un sofá, hablando a gritos para desligar sus vo... »

La gente que brilla

La gente que brilla

Tenía la certeza de que me tomaría por loco. Nunca me habían gustado los psiquiatras a quienes consideraba más alucinados que muchos de sus pacientes. Sin embargo, no me quedó más remedio que lanzarme... »

Monólogo

Monólogo

Doce de la noche. Seis horas para el relevo. La sala principal está tranquila. Los ordenadores apagados. Los teléfonos en su sitio. Las mesas ordenadas. Una silla por cada plaza y en cada plaza. Las p... »

Último tango en París

Último tango en París

Desde el interior de la trinchera, Pierre oyó la orden del general: «¡Alfa-Tango, retirada!». «¿Falda Tango?». Esas palabras le transportaron de vuelta a Paris, a la danza con Amelie y su vestido ceñi... »

Milagros, los justos

Milagros, los justos

El embalsamador jefe, agotado, dejó caer el frasco de ungüento sobre la mesa de operaciones. «No puede ser, logré este puesto porque jamás he fallado en mi labor», masculló. En veinticinco años de car... »

Ilusiones

Ilusiones

Cuando Marcelo cerró la barbería debido a una larga enfermedad, me vi forzado a buscar peluquerías unisex impersonales; lugares hostiles y fríos donde buscaban una cámara oculta cuando les pedía el tu... »

Página 1 de 18123»