Acompáñame siempre

Acompáñame siempre

P caminaba ufano siempre un paso por delante de M. Pasearon juntos durante mucho tiempo hasta que un día la vio acompañando a B. Al principio no le dio importancia, sin embargo poco a poco un sentimiento de angustia le fue embargando.

Cuando estaba con M trataba de que ésta no notara su malestar, pero viendo que seguía con B no consiguió evitar una confrontación y le preguntó a gritos.

—¿Por qué tienes que acompañar a B?

—Son las normas y no me las puedo saltar.

—Pues que vaya tu hermana N con él. Al fin y al cabo os parecéis mucho.

—Lo siento, P. Lo dice una norma de ortografía y ni por ti ni por nadie osaré desobedecerla.

Margarita García Pacios (marga)

(Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “normas”)

 

Entradas relacionadas

Si hubiese hecho caso…

Si hubiese hecho caso…

Audiencia real

Audiencia real

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>