Aguacero interminable

Aguacero interminable

El temporal se hacía interminable y estaban aburridos de esperar a que escampara. La sensación de claustrofobia socavaba el ánimo de la familia con discusiones cada vez más frecuentes. A salvo en su taller, el coronel desoía la llamada de Úrsula para reunirse con ellos a la hora de comer.

Aureliano pensó que los pescaditos de oro podían ser los responsables, invocando al agua con su naturaleza acuática. De modo que fundió el metal de nuevo en el crisol, y dio forma a una pequeña ave que colocaría junto a la ventana. Acaso una paloma conjurara el fin del aguacero con una diminuta rama de olivo en el pico.

Susana Fontán Oñate (spfontan)

Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “Temporal”

Entradas relacionadas

La gente que brilla

La gente que brilla

Último tango en París

Último tango en París

Milagros, los justos

Milagros, los justos

Pompas fúnebres

Pompas fúnebres

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>