Narrativa

Peter

Peter

Era el momento. Pegó su rostro al vidrio de la ventana, en un gesto antiguo que le traía a la memoria a Bertha, a Nicole, a Lucy, a Selena y ahora Wendy. Ella, al otro lado, suplicaba con la mirada, sus labios pronunciaban una pregunta sin palabras: ¿por qué te vas? Era el momento de conformarse con ser la cálida brisa de los sueños al despertar, esos que se deshacen entre los dedos cuanto más des... »

Obras en el pazo heredado

Obras en el pazo heredado

En plena canícula del mes de julio Ana conducía por tierra lucense deleitándose con el verdor de su paisaje. Al llegar a su destino bajó del coche y solo tuvo que empujar la  cancela para que cediese al instante. Recorrió el camino umbrío que le separaba de la casa y quedó desilusionada al ver las condiciones en las que se encontraba  la fachada del pazo que acababa de heredar. —¿Por qué nunca me ... »

El regalo

El regalo

Muchos años después, cuando el bosque de su vida se había vuelto gris, Martín aún recordaba  la primera vez que vio el traje en aquellos grandes almacenes de la capital. ¡Tan lejos de su economía  como el vértice del arco iris que abrazaba su pueblo después de las lluvias! ¡Pero tan cerca de su vista que bastaba extender la mano para tocarlo si no lo impidiera el grueso cristal! Blusa blanquísima,... »

Bendita normalidad

Bendita normalidad

Algo muy importante, pensaba, debía suceder entre dos personas para atrincherarse en sus parcelas de tarima flotante, esperando el momento oportuno para disparar al enemigo. De vez en cuando un ataque sorpresa y la satisfacción de ver al contrincante malherido sobre la alfombra del salón. También, a veces, un proyectil que escapa de su trayectoria y estalla en el cuerpo equivocado. Debe ser eso qu... »

Me gusta

Me gusta

Las vacaciones de Marina estaban siendo un asco. Eso pensaba ella mientras observaba en la pantalla de su móvil cómo su amiga Almudena había posado felizmente junto a su novio Fran frente a la playa de Cádiz hacía, aproximadamente, cuatro horas. Veinte personas ya habían indicado que aquella publicación en el perfil de Facebook de Almudena les gustaba y trece de ellas habían comentado positivament... »

Amnesia

Amnesia

Solo faltaba una hora para el comienzo de la función y la actividad era frenética en el circo Izaro. En el punto más alejado del campamento, Ernesto, sentado frente al tocador de su caravana, miraba desafiante a los ojos acusadores que parecían reprocharle una falta imperdonable desde el otro lado del espejo. Ernesto sabía que dentro de él subyacía otra identidad, agazapada en algún rincón de su c... »

El cuadro

El cuadro

Cada vez que pasaba al lado de aquel cuadro (cosa que ocurría varias veces al día…), Berta sentía la imperiosa necesidad de detenerse e intentar enderezarlo… Pero no había manera, lo moviera hacia donde lo moviera, aquella lámina seguía torcida. Berta sabía que era una tontería, que no pasaba nada si se veía obligada a torcer el cuello para ver la imagen, que ni siquiera tenía por qué ... »

Una tarde de serie B

Una tarde de serie B

Cuando me separé de mi último novio (ese mediocre encantador de corrillos y reuniones) me quedé tan colgada, tan desvalida y tan arruinada, que me tuve que ir a vivir a casa de mi hermano. Debo decir que mi hermano, contra pronóstico, se portó estupendamente: me acogió en su casa con un abrazo cariñoso y hasta aguantó los primeros días sin darme demasiada paliza verbal, a costa (probablemente) de ... »

Antes

Antes

  —No me mires así, me das miedo. —Antes te gustaba—dijo él. —Sí, pero antes estábamos vivos. Carmen Fabre »

Comatosa

Comatosa

Supongo que una obsesión como la mía no es algo que aparezca de pronto, de la noche a la mañana, algo que se manifieste de forma explosiva como la infección producida por un virus muy agresivo. Pienso que más bien tiene que ser algo antiguo (tal vez congénito), cocinado a fuego lento durante toda una vida, alimentado con mimo a lo largo de los años. O tal vez sea un problema de educación, un desar... »

Página 20 de 20«181920