El vacío y la nada

El vacío y la nada

Había  sofocado los ruidos de su pequeño mundo empujando a la nada discusiones, lloros y cualquier obligación. Todos los ecos abandonaron el hogar. Pero el vacío acústico no era suficiente. Necesitaba concentrarse para escribir la novela perfecta que le daría fama, dinero e inmortalidad. Entonces se deshizo de objetos y muebles, convencido de que así trabajaría sin distracciones. Se acercó, valiente, a la nada al despojarse de sentimientos opuestos. A pesar del esfuerzo, sentado en el suelo junto a la hoja de papel, seguía sin encontrar el comienzo de la historia. La mente errática se perdía en el vacío. Su cuerpo descuidado le enviaba avisos primarios y supo entonces lo que debía hacer. En cuidada caligrafía escribió una palabra: «Fin».

Mar Lana (Lana)

Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “Nada”

Entradas relacionadas

Si hubiese hecho caso…

Si hubiese hecho caso…

Audiencia real

Audiencia real

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>