Placeres y Perversiones (grupo de literatura erótica)

RELATOS PARA EL CONCURSO LITERARIO EnR -NW LITERATURA EN RED: PROS Y CONTRAS

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó Profile photo of ANA LaSolateras hace 2 semanas, 5 días.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicar
  • #9402
    Profile photo of NETWRITERS
    NETWRITERS
    Super administrador

    Queda abierto el hilo para colgar los relatos participantes en el  concurso literario organizado por EnR -NW.

    Os recordamos la conveniencia de leer las bases antes de vuestra participación. Os esperamos. El plazo es hasta el 15 de noviembre a las 10.00 horas.

    #9464
    Profile photo of ANA
    LaSolateras
    Participante

    Insomnio

    Aquella noche Carlos estaba inquieto, a su mujer le había surgido un viaje de trabajo, el tercero en veinte días. Y ya empezaba a estar un poco harto; ella cada vez se sentía más presionada con alcanzar los objetivos que le imponía la empresa, su nivel de estrés le resultaba insoportable. Siempre cansada, no había forma de encontrar un momento para la intimidad. Aun así, echaba de menos su cuerpo a su lado, la cama se volvía inmensa cuando no estaba ella. Y fría. Aunque solo fuera para percibir su respiración dormida junto a él, para notar bajo las sábanas la pequeña montaña de su trasero y posar en él la mano, muy suavemente para no despertarla, deseaba tener allí a María.

    Encendió la luz de la mesilla por enésima vez en la noche. Por enésima vez volvió a coger el libro y a prender un cigarrillo, le quedaban pocos. Por enésima vez leyó las mismas dos páginas que había leído antes y tampoco ahora podría hacer siquiera un resumen esquemático de su contenido. No conseguía centrarse en la lectura. Se levantó y fue al mueble bar, a lo mejor un whisky le ayudaba a dormir, él no era de pastillas. A esas horas en la tele solo había adivinos del Tarot y partidas de póker.

    Se dirigió al despacho y encendió el ordenador. Entró en la red sin saber muy bien lo que buscaba. Sus dedos teclearon “sexo” en la barra de Google como si tuvieran vida propia, independiente de su cerebro. Pronto aparecieron en la pantalla infinidad de páginas de contactos con fotos de mujeres exuberantes, de apretados culos y pechos imposibles que desafiaban la ley de la gravedad. Pinchó en una de ellas:

    —Hola, corazón, ¿qué haces despierto a estas horas? ¿estás solito? —las letras aparecieron como por arte de magia en el chat.

    Carlos dio un trago al whisky y una calada profunda al cigarrillo. Y escribió:

    —Hola, guapa. Sí, me han dejado solo esta noche. ¿Y a ti?

    —A mí también ¡qué casualidad! ¿Cómo te llamas? Yo Mariló.

    —Me llamo Luigi, Mariló —escribió Carlos al momento.

    —¿Me haces un sitio en tu cama, cariño? Tengo taaanto frío… Anda, pon el sonido, que quiero escuchar tu voz.

    Conectó los pequeños altavoces y pinchó en el símbolo del sonido, tachado con una cruz. Y como fondo puso a Jane Birkin y Serge Gainsbourg musitando Je t’aime… mois non plus, que lo recordaba de sus años jóvenes.

    —Así, cielo, mucho mejor —la voz de Mariló era espesa y sensual y arrastraba las palabras como si las saboreara —venga, quítate ese pijama, déjame que te lama esos pezoncillos que se te están poniendo tiesos. Ponme la mano aquí, compañero, y siente cómo se despiertan los míos. Así… así… despacio, mi amor.

    Veinte minutos más tarde, la voz de Mariló dirigía su lengua vientre de abajo, se enredaba en el vello de su ombligo. Y seguía… seguía bajando. Birkin y Gainsbourg hacía tiempo que ya no jadeaban. Carlos sintió el añorado aviso del orgasmo y emitió un gemido ahogado. Abrió los ojos, apagó el ordenador y se tiró desnudo en la cama.

    No sabía cuánto tiempo había pasado cuando oyó girar la llave en la cerradura. María llegaba acalorada, con el pelo revuelto y el maquillaje corrido.

    —Ven aquí, Mariló, cielo, que mira cómo me tienes.

    —Luigi, amor mío, ¡cuánto te he deseado!

     

     

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.