¡Serás mía!

¡Serás mía!

La vi de vuelta a casa, cerca del tugurio del Lolo, el rey de la hierba.
Verla y desearla fue todo uno.
Durante varios días repetí mi visita. Cada tarde volvía a pasar por aquella esquina para, discretamente, adorarla y desearla.
Algo me decía que no estaba hecha para un paria como yo y me confesé que aquello me estaba obsesionando. Decidí no volver a pasar por allí.
¡Pero qué débil es la voluntad del enamorado! Aquella misma tarde regresé. Y ya no pude aguantarme. Con una potente zizalla corté la pitón, la desbloqueé con un golpe enérgico y subiéndome en ella arranqué y me marché de allí cagando leches.
¡Por fin tengo mi Harley Davidson!

Josep Piqueras (JPiqueras)

Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “Amor a primera vista”

Entradas relacionadas

Si hubiese hecho caso…

Si hubiese hecho caso…

Audiencia real

Audiencia real

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>