Sin nada que ocultar

Sin nada que ocultar

La sospechosa, conocida modelo, recibió al inspector tan solo cubierta por una toalla.

—Perdone, agente: pase. Me daba una ducha. Enseguida estaré lista. Tome asiento.

El imperturbable sabueso entró en la suite. Se sentó mientras su anfitriona, una vez cerrada la puerta del alojamiento, prescindía de la toalla y, completamente desnuda, pasaba a su lado. Se dirigió a uno de los costados de la cama, tomó un vaporizador de la mesita de noche e hizo uso de él sin olvidarse de la parte posterior de las orejas, de las clavículas, de las muñecas o del hueco poplíteo. Luego, desde ese mismo lugar, dijo:

—Disculpe. “Perfumada, vestida”. Es mi lema. Estoy a su disposición.

BALSAMO

Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “El perfume”

Entradas relacionadas

CRIMEN EN EL CONSULTORIO. AUTOR :BÁLSAMO

Si hubiese hecho caso…

Si hubiese hecho caso…

Audiencia real

Audiencia real

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>