…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

El sacerdote le dio la absolución. Doña Blanca se había acusado de mantener, a espaldas de su marido, un romance secreto con Tomasito y no había escatimado detalles. Si le imponía una penitencia leve, puede que ella intuyese que no la creía y lo que el cura deseaba era la felicidad de Doña Blanca, aunque fuera tan solo en su más íntima fantasía.

Pedro de Andrés (Ultralas)

Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “Mentiras”

Entradas relacionadas

Tú no sabes lo que es

Tú no sabes lo que es

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

Destello tóxico

Destello tóxico

Otra Margarita

Otra Margarita

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>