Matilde Selva (Seltima)

Dorama

Dorama

Kiharu se ha vestido con el kimono de seda carmesí bordado con flores de loto y ha perfumado la sala con incienso de sándalo. Cuando llega Musashi, la geisha reprime la alegría al ver una katana colgada de su cinto. —¿Malas noticias? —dice al amante. —Sí. Mi señor Akihiro ha ordenado que te ejecute por rechazarle. —Antes concédeme un deseo: tomemos el último té. Él asiente y la geisha sale hacia o... »

Vertedero

Vertedero

Enrique miró al cielo: por fin la tormenta​ se alejaba y habría trabajo para todo el pueblo. La mayoría de sus habitantes recogerían los restos arrojados a la playa por el oleaje. Otros con barca, como él, se adentrarían en el mar para arrastrar con las redes hacia la orilla aquello que ensuciaba el itinerario de los trasatlánticos y yates de lujo. No podía quejarse: aunque los ayuntamientos y emp... »

Geometría cósmica

Geometría cósmica

Acaban de ingresarme en el pentadecágono. El Tribunal Superior del Vértice me ha condenado a vivir quince años entre quince esquinas, la rehabilitación severa para quienes atentan contra la supremacía del ángulo. Mi delito fue diseñar una ciudad redonda con edificios circulares, pues como arquitecta aficionada a la astronomía, basé mi proyecto urbanístico en la ilimitada sabiduría del Cosmos. —¿Se... »

Propósito final

Propósito final

Gea acaba de llamar. Me pregunta si puedo ayudarla ahora que por fin ha decidido cumplir el propósito que ha postergado varias veces: en la primera, explica, porque confió erróneamente en que su paciencia de madre abnegadísima los enmendaría; en la segunda, más reciente, porque creyó que cambiarían si los dejaba sufrir las terribles consecuencias de sus desmanes, pero no ha sido así… Y añade, entr... »

Paquete rayado

Paquete rayado

La primera noche soñé que llamaban al timbre del portal y me desperté del susto. En la segunda, pregunté «quién es» por el videoportero, pero la alarma del reloj sonó antes de que pudiera oír la respuesta. No recordaba haber soñado antes algo así. Mi inquietud aumentó tanto como mi curiosidad cuando no conseguí encontrar información al respecto en Internet; por lo visto no eran frecuentes los sueñ... »