Placeres y Perversiones

La leonera

La leonera

Abrí la puerta con desinterés y me quedé perpleja, no pude evitar quedarme unos segundos, o minutos, no lo sé, contemplando aquella escena. En aquel ínfimo cubículo una orgía se mostraba ante mis ojos. La rubia con el pelo enredado tenía sobre su pubis la cara de aquel tipo castaño con media melena, y sobre este se tumbaba el moreno repeinado. En la esquina de la izquierda una oriental con el pelo... »

El dedo de Erika

El dedo de Erika

Cuando me desnudo en la cabina fría y me pongo sobre la plataforma giratoria, me acuerdo de mi gata convertida en una bola blanca de pelo, arrullándome y dándome calor en la cama, tan suave, tan frágil, tan pequeña, tan cabrona y despegada a veces. Y de Erika cuando viene a casa al amanecer y nos metemos un tripi y una copita de cava y recordamos nuestras noches locas, nuestras miserias, nuestros ... »

No me olvides

No me olvides

Se acercó a la cama despacio, alimentando mi ansiedad con el roce de sus zapatillas sobre la alfombra. Se instaló entre las sábanas de raso con el inconfundible frufrú del camisón de seda. Tal vez no llevara nada debajo. Me excitaba pensar que aquella podía ser nuestra noche. Llevaba meses llegando tarde, demasiado cansada para el sexo y yo lo lamentaba aunque me sentía incapaz de solucionarlo. Mi... »

Adicto

Adicto

Contemplaba el fuego fijamente, la luz rojiza de las llamas iluminaba la ventana, solo se escuchaba el crepitar de los leños en la chimenea, pero él no estaba allí, perdido en sus pensamientos se había trasladado a otro lugar. De nuevo su cuerpo temblaba y en su frente brillaban pequeñas gotas de sudor. «Estás enfermo —se dijo— sabes de sobra lo que necesitas, tu boca se muere y besa el aire y tus... »

Parmigiana di melanzane

Parmigiana di melanzane

Ingredienti: * Dos berenjenas grandes, brillantes y turgentes * Passata di pomodoro (o tomate triturado) * Mozzarella di bufala * Albahaca * Sal * Aceite de oliva extra virgen *** «Due melanzane grande, per favore» —le dijiste a aquel tendero de Napoli. Me reí y te volviste enfadada. «Ma che cazzo…» —me interpelaste rabiosa. Y, entonces, ya supe que podría quedarme a vivir en tu mirada. Pero solo ... »

Tacto

Tacto

Nadie había preparado a Melissa para aquella intensa, inmensa y aplastante oscuridad. La sensación de desasosiego y confusión era aún mayor de lo que esperaba pero, a pesar de ello, o quizás gracias a ello, todo estaba resultando tan excitante como le habían contado. Y era mucho, y muy bueno, lo que le habían contado de aquel lugar. Tan bueno, que su piel se erizaba y su respiración se agitaba sól... »

Reencuentro

Reencuentro

Siento una mano tibia apoyarse en mi hombro desnudo y me tenso, sonrío; sé de quién es esa mano, sé lo que puede provocar en mi cuerpo, sé que no nos hemos tocado nunca  de forma tan íntima, sé que la espera ha merecido la pena. Vuelvo mi cabeza y ahí está, sin duda, mucho más sexy de lo que lo recordaba. El tiempo, como a los buenos vinos, le sienta bien. Sonríe, y sus ojos azules también lo hace... »

El camino

El camino

Con las primeras luces del día, sin esperar a que el calor se vuelva agobiante, suelo montar en bici y así hacer algo de ejercicio antes de ir al trabajo. Mi pedaleo transcurre por un camino exclusivamente reservado a esta actividad, disponiendo de un carril de doble sentido y otro para viandantes según marcha en paralelo a una de las autopistas de entrada a la ciudad. Bordeando la vía ciclista ha... »

Nada que no desees

Nada que no desees

Adela retrocedió a la limusina ante la mirada pícara de sus compañeras de trabajo. De ellas cabía esperar cualquier grosería para celebrar su despedida de soltera, pero habían ido demasiado lejos. El local era demasiado nuevo para parecer un tugurio, aunque las letras rojas de neón con el nombre, Olimpo, el gorila con pinganillo y la ausencia de ventanales le daban ese aspecto de garito poco legal... »

Intimidad

Intimidad

Se cerraron tus manos sobre el mundo para apagar mi llanto una vez más, y tus labios que rozaban a los míos cordilleras de sueño al despertar. Se acercaron tus manos a mi cuerpo y temblé como un pájaro ante el frío me envolvió tu corriente de ternura y se hundieron tus ojos en los míos. Perseguí dimensiones infinitas y allí estabas tú para acunarme, se esquilmaron las olas de mi vida y tú me devol... »

Página 1 de 212