Terapia redentora entre la bruma

Terapia redentora entre la bruma

Persuadido por la recepcionista del establecimiento de belleza al que había acudido, «Nuestro lema es la satisfacción del cliente», entre las distintas opciones regenerativas de la casa, solicitó un baño de vapor. Pretendía una limpieza cutánea con la que aliviarse tras años entregado a su trabajo. Gracias a las altas temperaturas, durante el tratamiento, se le abrieron los poros de la piel y al transpirar, sin embargo, nada de lo exudado correspondió a la porquería criminal que su condición de sicario llevaba aparejada. Contrariado, pero profesional, exigió que le devolvieran el importe íntegro del servicio.

BALSAMO

Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “Vapor”

Entradas relacionadas

Si hubiese hecho caso…

Si hubiese hecho caso…

Audiencia real

Audiencia real

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>