Un ballo in maschera

Un ballo in maschera

Angelo se arregla el cuello de la levita frente al espejo. La luz, al incidir en los brocados, irradia destellos que lo envuelven en un halo de misterio y seducción. Satisfecho, se coloca la máscara que él mismo ha creado.

La música de Vivaldi acompaña sus pasos hacia el salón, donde arlequines, pierrots y bellas colombinas, escapan a su realidad durante unas horas. Desde una esquina les observa danzar, hasta que, a las doce en punto, todo se detiene y los invitados retiran sus antifaces. Solo Angelo mantiene el suyo, centrando todas las miradas.

Una mano traviesa suelta los lazos y la máscara cae,  provocando un murmullo de sorpresa. De tanto ser ignorado, Angelo ya no tiene rostro que mostrar.

Mari Carmen Azkona (Atxia)

(Micro ganador de Gigantes de Liliput, tema “¡qué sorpresa!”)

Entradas relacionadas

Si hubiese hecho caso…

Si hubiese hecho caso…

Audiencia real

Audiencia real

…sin pecado concebida

…sin pecado concebida

Órbitas divergentes

Órbitas divergentes

1 comentario

  1. Profile photo of Nucky

    Nucky - 18 febrero, 2015, 10:36 pm Responder

    Pues sí, toda una sorpresa. Me ha gustado mucho, Atxia.

Publicar un comentario

Tu email no será publicado. Campos obligatorios

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>